Plaza del Castillo                                                                  <<<anterior - inicio - siguiente>>>


La Plaza del Castillo de Pamplona es, por sus caracteristicas, la típica Plaza Mayor de muchas ciudades españolas: un gran espacio cuadrangular rodeado de porches en el cuál, entre otras cosas, se celebraban corridas de toros que eran contempladas desde los balcones de las casas.

De interés:
1.- Edificios.
2.- Kiosko.
3.- Monumento a Carlos III.
4.- Muralla y torre medieval.

1.- EDIFICIOS:

Merece la pena colocarse en mitad de la plaza y hacer un recorrido visual por sus edificios. En seguida nos llamará la atención la gran variedad de estilos que encontramos en los mismos. Esto es debido a que, la urbanización de esta plaza se ha hecho a lo largo de varios siglos sin ningún tipo de planificación, de manera que hoy vemos en ella edificios que han sido construídos (y reformados) en épocas muy distintas (desde el siglo XVIII hasta el XX).

a).- Lado norte:

Aquí encontramos uno de los edificios más elegantes y llamativos de la plaza. Con ladrillo rojo e interesante decoración en la fachada, este edificio fue construído en el siglo XIX.
En sus porches está situado el famoso Café Iruña, que existe desde 1888 y mantiene decoración de la época.
También en sus porches está la única columna redonda de toda la plaza.

De finales del siglo XIX es también el hotel La Perla. Es el hotel más antiguo de Pamplona y en él se han alojado personajes celebres como el violinista Pablo Sarasate, el escritor Ernest Hemingway y el cineasta Orson Welles.


b).- Lado este:
En este lado de la plaza, el edificio más llamativo es el Palacio de Goyeneche. Es un elegante palacio barroco del siglo XVIII del cual resulta llamativa la linterna del tejado.
Este palacio tiene su fachada principal mirando hacia la calle estafeta.
c).- Lado sur:

Este lado de la plaza está ocupado por la fachada del Banco Central y la fachada lateral del Palacio de Diputación, y, entre ambas, el espacio abierto del cuál arranca la Avenida de Carlos III. Pero esto no ha sido siempre así. En otros tiempos, cuando no existía esta avenida, este espacio entre ambas fachadas tampoco existía. En su lugar, mirando hacia la plaza, estaba situado el Teatro Gayarre; hasta que fue derribado en 1931 para construir la avenida.


En esta fotografia antigua vemos el Teatro Gayarre cuando estaba situado en la Plaza del Castillo.

d).- Lado oeste:

En este lado de la plaza vemos gran cantidad de casas. Una de ellas es la Casa de Colmenares, cuyos porches y portal tienen decoración barroca.
Esta casa tiene otra fachada, con otro portal, mirando hacia la Calle Comedias.


La Casa de Colmenares.

Fijémonos ahora en una cosa: en este lado de la plaza se encuentra el único tramo de casas de toda la plaza en que no hay porches. Esto es debido a que, en las épocas en que en esta plaza se celebraban espectáculos taurinos, precisamente en ese tramo estaban los toriles.
De este tramo sin porches resulta llamativa la "Casa del Papa", del siglo XVIII, con interesantes pinturas del XIX en la fachada.


La "Casa del Papa".

2.- KIOSKO:

El popular kiosko de la Plaza del Castillo está aquí, en mitad de la plaza, desde 1943, aunque anteriormente existió otro.

3.- MONUMENTO A CARLOS III:

En el arranque de la Avenida de Carlos III se encuentra este monumento, inaugurado en el año 2004 en honor del Rey de Navarra Carlos III, que fue quien en el año 1423 promulgó el Privilegio de la Unión; ley mediante la cuál se unieron los tres burgos de Pamplona, que hasta entonces habían estado separados y enfrentados, convirtiendo esta ciudad en una sola.

El Rey, con un gesto que inspira bondad, porta el Privilegio de la Unión en su mano.
La imagen del Rey está basada en la de su sepulcro situado en la Catedral, siendo el parecido evidente.

4.- MURALLA Y TORRE MEDIEVAL:

Durante las obras de construcción del aparcamiento subteráneo de la Plaza del Castillo (años 2001 al 2003) aparecieron gran cantidad de restos arqueológicos en el subsuelo de la plaza.
De todos ellos, el único que se conserva en su sitio son los cimientos
de una muralla de grandes dimensiones que atravesaba la plaza en sentido norte a sur y que tiene una torre cuadrangular adosada.
La aparición de esta muralla pilló por sorpresa a arqueólogos e historiadores, pues hasta el momento no existían noticias de su existencia.
Hoy se puede ver esta muralla con torre  en el interior del aparcamiento, en el mismo sitio donde se encontró, aunque tremendamente mutilada.

(VER HALLAZGOS ARQUEOLÓGICOS EN LAS OBRAS DE CONSTRUCCIÓN DEL APARCAMIENTO DE LA PLAZA DEL CASTILLO>>>)