Plaza Consistorial                                                          <<<anterior - inicio - siguiente>>>

De interés:
1.- Casa consistorial..
2.- Inscripciones en el suelo.

1.- CASA CONSISTORIAL:

Este es el edificio más famoso de Pamplona, por ser desde aquí donde se lanza todos los años el famoso "chupinazo" que da comienzo a las fiestas de San Fermín.

Para entender por qué el Ayuntamiento de Pamplona está ubicado en este lugar, tenemos que remontarnos a 1423. En este año el rey navarro Carlos III dictó el Privilegio de la Unión, mediante el cuál Pamplona (que hasta entonces estaba formada por tres burgos independientes: la Navarrería, San Cernin y San Nicolás) se convirtió en una única ciudad con un único ayuntamiento.
La ubicación del Ayuntamiento quedó fijada en este lugar por ser precisamente aquí donde confluían los tres burgos.

La primera Casa Consistorial (la del siglo XVI) fue destruida en el siglo XVIII para construir otra nueva en su lugar, la cuál fue destruída en 1951 dejándose en pie únicamente su fachada barroca, que es la que vemos en la Casa Consistorial actual.

Esta fachada posee una curiosa combinación de estilos neoclásico y barroco.
Neoclásico el el frontón donde está el reloj, así como las columnas de los tres pisos (que son, de abajo a arriba, de los estilos clásicos dórico, jónico y corintio).
Barroca es el resto de la decoración, en la cuál destacan varias esculturas:
En el tejado, dos hércules con sendas mazas y, en lo más alto, una alegoría de la fama con trompeta. Flanqueando la puerta de entrada hay otras dos alegorías: la prudencia (con un espejo y una serpiente en la mano) y la justicia (con una balanza).

2.- INSCRIPCIONES EN EL SUELO:

En el suelo de la plaza una inscripción explica que este lugar era donde confluían los tres burgos de Pamplona antes de su unión en 1423.

Otra inscripción en el suelo nos indica dónde vendía productos del campo el guerrillero navarro Espoz y Mina cuando esta plaza se llamaba Plaza de la Fruta.